domingo, 11 de octubre de 2009

El sí de las niñas. Temas.


Matrimonios concertados:
¿Pués no he de llorar? Si vieras mi madre... Empeñada está en que he de querer mucho a ese hombre.


Amor:
-¿Te acuerdas, cuando me decía que era imposible apartarme de su memoria, que no había pelígros que le detuvieran, ni dificultades que no atropellara por mí?

-
Se han prometido amor, fidelidad, constancia...


Medicina:
-Siempre cayendo y levantando... Médicos, botica.

-Los parches de alcanforal cabo tuve que quitármelos; si no me sirvieron de nada. Con las obleas me parece que me va mejor.


Servidumbre:
-¿Qué manda usted?
- Encarga al mozo que lleve la carta al instante.
- Sí, señora.


Religión:
-Que proque ha vivido un poco de tiempo entre monjas, ya se le puso en la cabeza el ser ella monja también.

-¡Perdóneme Dios!


Natalidad:
¡Hijos de mi vida! Ventidós he tenido en los trés matrimonios que he tenido hasta ahora, de los cuales solo esta niña me ha venido a quedar.


Educación:
-Ya la digo que es tiempo de mudar de biesesito, y pensar sólo en dar gusto a su madre y obedecerla.

-Ve aquí los frutos de la educación. Esto es lo que se llama criar bien a una niña: enseñarla a que desmienta y oculte las mas inocentes pasiones con una pérfida disimulación.


Juventud:
-Son niñas... No saben lo que quieren ni lo que aborrecen. En una edad, así, tan...

-En esa edad son las pasiones algo más enérgicas y decisivas que en la nuestra.


Interés económico:
Ya se ve, un sujeto de bienes y posibles... ¡Y qué casa tiene! Como un ascua de oro la tiene... Es mucho aquello. ¡Qué ropa blanca! ¡Qué batería de cocina! ¡Y qué despensa, llena de cuanto Dios crió!


Ejercito:
-Un oficial siempre hace falta a sus soldados.

-¿Todavía pide usted más valor a un oficial, que en la última guerra, con muy pocos que se atrevieron a seguirle, tomo dos bateriás, clavo los cañones, hizo algunos prisioneros y volvió al campo lleno de heridas y de sangre?


Honor:
-Es de buena sangre, y a de pensar bien, y ha de proceder con el honor que le corresponde.

-El también será hombre de honor.


Fidelidad: -
Me has servido muchos años con fidelidad.

-Tendré quien me ansía con amor y fidelidad.

1 comentario:

Ana (en el faro) dijo...

Paula, está bien, pero las citas se ponen entre comillas y/o en cursiva. además se indica la página donde aparecen